jueves, 9 de agosto de 2012

IN MEMORIAM: SANCHO GRACIA

A pesar de haber participado en más de 60 películas, más de 20 obras de teatro y más de 40 series de TV, Sancho Gracia será recordado por interpretar al bandolero Curro Jiménez en la serie homónima. El célebre actor ha fallecido la pasada noche  en Madrid a causa de un cáncer de pulmón.


Resulta curioso como este verano La 2 de TVE está reponiendo (a causa de los dichosos recortes) la serie que le hizo tremendamente famoso y el pasado lunes se emitió Jarabo, el episodio de La huella del crimen en el que el gran público descubrió al gran actor que había detrás del "héroe de acción"


Su nombre artístico estaba compuesto por sus apellidos, siendo Félix su nombre de pila. Comenzó en la actuación como discípulo de la mítica Margarita Xirgu, en Montevideo, ciudad a la que su familia se exilió a causa de la Guerra Civil, pocos años después de que él naciera en Madrid en 1936. De vuelta a España, se convirtió en actor fetiche de directores teatrales como José Tamayo o Miguel Narros, en cine destacó en papeles en los que podía demostrar su poderío físico. Excelente jinete, trabajaría en producciones de Hollywood rodadas en nuestro país. Posteriormente homenajearía a la figura del especialista de cine en 800 balas de Álex de la Iglesia, donde incluso regalaba a su personaje, Julián, anécdotas de su propia carrera. Entre otras, el romance que mantuvo con Raquel Welch durante el rodaje de Cien rifles de Tom Gries.


También interpretó a otros héroes en series de TV como Los tres mosqueteros, Los camioneros o La máscara negra y multitud de los llamados dramáticos, destacando el excelente montaje, del recientemente fallecido Gustavo Pérez Puig, de la obra televisiva Doce hombres sin piedad de Reginald Rose. Pero indudablemente se le recordará a lomos de su caballo y con la música de Waldo de los Ríos de fondo.



En Curro Jiménez se fabula sobre la figura del bandolero histórico conviertiéndolo en una versión televisiva de la tríada característica del cómic español. Así, tenemos al héroe (Curro Jiménez/Capitán Trueno), el forzudo (El Algarrobo/Goliath) y al joven o pícaro (El Estudiante/Crispín. Esta fórmula tan repetida en la obra del guionista Víctor Mora (El Capitán Trueno, El Jabato, El Corsario de Hierro, El Cosaco Verde) y homenajeada en Tríada Vértice de Carlos Pacheco, Rafael Marín y  Jesús Merino, tuvo una nueva traslación en la adaptación al cómic de la teleserie.


El tebeo, publicado por SEDMAY EDICIONES, era una muestra del merchandising de la serie (antes de que se supiera qué era eso) y contó con dibujos de José María Álvarez. Con una breve carrera como ilustrador que ha sido redescubierta por la gente de la revista de análisis de cómic EL WÉNDIGO. Este actor, de físico y voz rotundos, ha colaborado en los últimos años con El Salón Internacional del Principado de Asturias.

.

Aquí una imagen de Álvarez recogiendo un premio Haxtur en nombre del galardonado.