lunes, 7 de diciembre de 2009

UNA PRINCESA DE MARTE

Mientras se suceden las noticias sobre John Carter of Mars, la que será la primera producción no animada de Pixar, (sin contar la aparición de personajes humanos en WALL-E) dirigida por Andrew Stanton (Buscando a Nemo, la propia WALL-E) aparece la película directa a video (perdón DVD) basada en los mismos personajes.


La versión del gran Frank Frazetta

John Carter es el protagonista de una serie de novelas escritas por Edgar Rice Burroughs, (creador de Tarzán) un veterano de la Guerra Civil Americana que, huyendo de los apaches, queda atrapado en una cueva donde aparentemente muere. En realidad viaja astralmente al planeta Marte donde se reencarna en un cuerpo idéntico al suyo (sic). En el planeta rojo, al que sus nativos llaman Barsoon, la atmósfera y gravedad le proporcionan fuerza sobrehumana (como a cierto kryptoniano). En Barsoon, similar a una Tierra antediluviana, existen razas similares a la humana así como otras alinígenas y monstruosas. Carter se convertirá en un señor de la guerra y se enamorará de la princesa Dejah Thoris, que da nombre a la primera novela A Princess of Mars. Precisamente, un título parecido, Princess of Mars, tiene la película que ocupa este post.


¡Como vea esto Sinde me cierra el blog!

La película tiene cierto tufillo a exploit y no sólo se aprovecha de la expectación de la producción de Pixar si no que se atreve a promocionarse como la inpiración de Avatar de James Cameron. Producida por Asylum, especializada en estos (sub)productos, su director, Mark Atkins cuenta en su filmografía con películas como Snakes on a Train (explotation de Snakes on a Plane) o 30,000 Leagues Under the Sea (secuela de 20.000 Leguas de Viaje Submarino protagonizada por Lorenzo Lamas). Su protagonista masculino es el italiano Antonio Sabato Jr y a Dejah Thoris la interpreta Traci Lords. La ex-actriz de cine para adultos que rodó la mayor parte de su filmografía siendo menor de edad (sólo Traci, I Love You (1987), que fue rodada en París cuando tenía 18 años es "legal") parece haberse especializado en este tipo de films (¡De lo que le ha servido asistir a la escuela de Lee Strasberg).


Los protagonistas

La coincidencia de dos adaptaciones de esta obra de Burroughs se justifica porque es de dominio público. Sin embargo, la gente de Edgar Rice Burroughs mantiene que esto sólo permite reimpresiones, no adaptaciones. Uno que es aficionado a los pastiches holmesianos y a reinterpretaciones de estos personajes clásicos (como The League of Extraordinary Gentlemen o algunas obras de Philip José Farmer) se pone a favor de la productora en este caso.