martes, 3 de noviembre de 2009

SUPERHÉROES REALES: MANDRAKE

Los habituales de Las Jornadas del cómic de Avilés saben que en La Guía suelo contar anécdotas del festival, hablar de frikis desde el conocimiento y, por qué no, desde el cariño y ... de Superhéroes en la vida real.

El género superheroico aunque ahora esté presente en cine, TV, videojuegos, etc... es el único que ha nacido en los cómics, pero lo que llevo unos años preguntándome es ¿Hay equivalentes a los superhéroes en la vida real? Aunque la aproximación que voy a hacer al tema en esta bitácora es distinta,  comenzaré recuperando alguna de esas columnas.  Lectoras y lectores, hoy en Superhéroes reales: Mandrake.


El personaje  fue creado para las tiras de prensa por Lee Falk (creador también de The Phantom: El Hombre Enmascarado) en 1934 siendo uno de los antecedentes claros del superhéroe.

Lee Falk

Mandrake
, conocido también en España como Merlín el mago moderno, era aparentemente un prestidigitador teatral vestido con smoking, chistera y capa, que, de esa guisa, combatía el crimen con su verdadera magia (uniforme y poderes ¿no son suficiente para considerarlo un superhéroe?). El engominado héroe había estudiado en el Tíbet (años antes que el Dr. Extraño, el superhéroe mágico que rompió con el estilo de magos teatrales o “mandrakianos” como Zatara, Sargon…) aprendiendo diferentes disciplinas mágicas. Posteriormente estas artes arcanas quedaron reducidas a un potente hipnotismo intentando hacer más “realistas” las proezas del personaje. Uno de sus maestros, Luciphor (el nombre era premonitorio) se convirtió en villano recurrente: Cobra, encapuchado que ocultaba su rostro deforme tras una máscara plateada (¿Doctor Muerte?) Como aliados destacaban su novia Narda, princesa del imaginario reino europeo de Cockaigne y su guardaespaldas Lothar (Lotario) un príncipe africano, que a lo largo de los años pasó de sirviente a colega. Ambos personajes fueron retratados de forma bastante moderna para la época. Narda compartió techo y algo más con Mandrake bastantes años antes de casarse en 1998 y Lothar no era representado con los habituales (en la época) clichés raciales o racistas (aunque vistió muchos años pieles de leopardo y fez, el gorro de Sydney Greenstreet en Casablanca o del humorista Emilio el moro)


Sunday de Mandrake por Falk y Davis

Mandrake y Lothar por Fredericks


Aunque Mandrake fue creado por Lee Falk (Leon Harrison Gross, 1911-1999) como autor completo, enseguida contó con Phil Davis para las tareas gráficas con un realismo estilizado en la estela de Alex Raymond. Tras la muerte de éste, después de un breve periodo que los sustituyó su viuda, Fred Fredericks se ocupó del dibujo, tarea en la que continúa. Pero ¿y si no fue creado por Falk? No me refiero a que hubiera plagio, sino a que estaba inspirado en una persona real, Leon Madrake (1911-1993) mago de vodevil estadounidense, alumno de Howard Thurston, en activo desde finales de los años 20 del siglo pasado y con espectáculo propio y cierta fama desde el final de los 30. Su apariencia física y atuendo eran similares a los de su homónimo de papel (era también tocayo del guionista). Por más que siempre se haya dicho que el nombre del personaje viniera de un poema de John Donne (Mandrake es mandrágora en inglés, hierba a la que se atribuyen propiedades místicas) y su aspecto fuera el de un Rodolfo Valentino con “bigotillo”.

El  Leon Mandrake "real"

Lee Falk
siempre evitó hablar de este hecho, a pesar de las pruebas de que Leon Mandrake conoció a Phil Davis y mantuvieron correspondencia. No hay que olvidar que Falk era un gran fabulador. Cuando el sindicato para el que escribía la tira (King Features Syndicate de William Randolph Hearst, el inspirador de Ciudadano Kane) le pidió que les proporcionara su biografía se inventó una vida como viajero, aunque hasta la Segunda Guerra Mundial no salió de EE.UU. Tampoco fue suya toda la culpa, que el autor de tiras ambientadas en parajes históricos fuese también un gran viajero era buena publicidad.  Además el mago comentó que había sido la figura que inspiró la tira. Había vendido sus derechos de imagen, no participando de los beneficios pero aprovechándose de la publicidad que el cómic le proporcionaba. Siguiendo con las “coincidencias”, en escena al mago le acompañaban un forzudo de color con atuendo exótico y, en la época en que apareció la tira, una bella asistente de nombre Narda que fue la primera esposa del prestidigitador. La segunda, Velvet, era una antigua ayudante de otro mago, Harry Blackstone (¿no les recuerda a la novela de Christopher Priest, El Prestigio? ¿O a su adaptación al cine, El Truco Final?).

Mandrake y Narda

El Lothar "real"

Hay más paralelismos con el cómic, en este caso con el otro personaje de Falk, The Phantom. Uno de los hijos del mago, Lon Mandrake ha seguido la tradición dedicándose también al ilusionismo. ¿Habrá existido también un Fantasma que camina?

No le miren mucho rato o les hipnotizará

Si quieren saber más de Mandrake padre e hijo ...