jueves, 17 de febrero de 2011

NICK NACK, TATTOO Y FELIPE GONZÁLEZ


O lo que es lo mismo, Hervé Villechaize. Nacido en 1943 en París, de ascendecia filipina, desde muy pequeño sufrió problemas de tiroides que provocaron que su crecimiento se detuviera en 122cm. Sufriendo las burlas y los abusos de sus compañeros de escuela además del dolor de las operaciones a las que le sometía su padrastro, cirujano, para corregir sus problemas de altura, se refugió en la pintura.


Una vez terminados sus estudios de Bellas Artes, a mediados de los años 60, emigró a Nueva York donde realizó trabajos esporádicos de artista. Uno de esos trabajos (y una de las razones para que le dedique este post) fue como entintador para Harvey Comics. En esta editorial que publicaba personajes tan populares (quizás ahora más en otros medios que en el cómic) como Casper the Friendly Ghost, Baby Huey, Hot Stuff the Little Devil, Wendy the Good Little Witch o Richie Rich trabajó poco ya que quería probar suerte como actor en Hollywood.


Su mayor éxito como actor le llegó con la segunda película de Roger Moore como 007 El hombre de la pistola de oro. Allí interpretaba a Nick Nack el secuaz del malvado al que hacía referencia el título, Franciso Scaramanga, al que daba vida el gran (no es un chiste, 196cm) Christopher Lee.


Antes ya había intervenido en otras películas, entre ellas una rareza, Chappaqua, coprotagonizada por ¡William S. Burroughs y Allen Ginsberg! (sólo faltaba Jack Kerouac para completar la trinidad beat).


Aunque su papel en la saga de James Bond fue el mayor hito de su carrera interpretativa volvió a disfrutar del éxito en la serie de TV La isla de la fantasía.


En esta producción de Aaron Spelling con puntos en común con  Vacaciones en el marHervé era Tattoo, el ayudante del misterioso Mr. Roarke (Ricardo Montalbán). Los dos recibían en un resort situado en la isla del título a unos invitados que variaban cada semana. Recibidos por los gritos de Tattoo mientras tocaba la campana de la torre, por una cantidad de dinero podían ver sus sueños cumplidos durante su estancia. "The plane! The plane!" gritaba en el comienzo de los episodios con su característico acento francés.

Dejo la serie antes de la última temporada por desavenencias con los productores por temas monetarios. En los años 80, su carrera fue más errática además de sufrir de problemas respiratorios debido al pequeño tamaño de sus pulmones (y a los puros que se fumaba). En España renovó su popularidad al parodiar al entonces presidente Felipe González en el programa Viaje con nosotros de Javier Gurruchaga. El cantante y showman hacia lo propio con la periodista Victoria Prego.



A Villechaize le gustaban mucho las mujeres (y a ellas él) y estuvo casado varias veces.  Roger Moore contaba en su autobiografía, My Word is my Bond (Michael O'Mara Books - 2008):
A Hervé le encantaban las mujeres e iba a menudo a clubs de
strip-tease en Hong Kong (una de las localizaciones de El hombre de la pistola de oro) con una linterna y solía apuntar con ella a las chicas que quería, 'Tú, tú y tú... no, tú no'. Luego las llevaba al hotel donde pasaban la noche.
Cuando dejamos Hong Kong, le pregunté con cuántas mujeres había estado durante nuestra estancia. 'Cuarenta y cinco' contestó con su chillona voz francesa. 'No cuenta', contesté, 'si has pagado por ellas'
'Incluso cuando pago, a veces me rechazan', contestó triste.


En otra ocasión, cuenta Sir Roger, abordó a una de las chicas-Bond de la película, Maud Adams:
'Esta noche, Maud, voy a entrar a tu habitación, escalar por debajo de tus sábanas y hacerte el amor salvajemente.'
'Sí', dijo Maud, sin inmutarse. 'Y si lo descubro, me enfadaré.'

Hervé Villechaize se suicidó pegándose un tiró en el pecho, en septiembre de 1993. Había dejado una nota de suicidio para su pareja Kathy Self. ¿Los motivos? Su delicado estado de salud (sufría fuertes dolores) y una depresión que había agravado la tristeza con la que convivía desde niño.



Probó también suerte en el mundo de la música. Por ejemplo, con la canción Why Do People Have To Fight? (¿Por qué la gente tiene que pelear?)