lunes, 13 de agosto de 2012

IN MEMORIAM: JOE KUBERT

Ayer falleció el gran Joe Kubert a los 85 años. En este caso el epíteto no es gratuíto. Con una carrera a lo largo de siete décadas, fundó y dirigió una escuela superior de cómic en la que se formaron varias generaciones de artistas. Entre ellos sus hijos Adam y Andy o Stephen R. Bissette, Dave Dorman, Karl Kesel, Scott Kolins, Alex Maleev, Tom Mandrake, Rags Morales, Eric Shanower, Timothy Truman, John Totleben, Rick Veitch, Thomas Yeates


Joe Kubert con sus hijos Adam y Andy
Joe Kubert con sus hijos Adam y Andy

Comenzó su carrera como aprendiz a los 12 años y trabajó prácticamente para la mayoría de las editoriales de la época. Uno de sus primeros trabajos fue como entintador de Bob Montana en Archie de MLJ (futura Archie Comics), también coloreó la reedición de los trabajos de Will Eisner para Quality. Ya como dibujante colaboró en All-American Comics (precursora con National de DC), Atlas (futura Marvel), Avon, St. John, EC...


Desde mediados de la década de los 50 trabajó fundamentalmente con DC Comics en superhéroes como Hawkman, héroes legendarios como Viking Prince y, sobre todo, en series bélicas (acabaría siendo editor de esa línea), muchas veces con el guionista Robert Kanigher: Sgt. Rock, Enemy Ace, The Haunted Tank... En los 70 destacaría su labor en Tarzan y otros personajes como Firehair o Ragman. Aunque el lema de las historias de Frank Rock y la Compañía Easy era "Make war no more..." junto al novelista Robin Moore adaptó para las tiras de prensa su polémica novela Tales of the Green Beret. Esta obra también inspiró la no menos polémica película de John Wayne Boinas Verdes. La Guerra de Vietnam no permitía las mismas aproximaciones que la 2ª Guerra Mundial. Durante muchos años hizo historietas didácticas para la revista del ejército de EE UU, PS Magazine, como Will Eisner.



Centrado unos años en su labor docente, volvería con fuerza a comienzos de los 90 con la novela gráfica Abraham Stone. Recuperó a su héroe prehistórico Tor en dos ocasiones en los 90 y la década pasada. En 1996 publica Fax from Sarajevo, inspirada en los faxes intercambiados con su agente europeo, Ervin Rustemagić. Otras obras, ya en la decada pasada, fueron las novelas gráficas Yossel y Ganster judío. Estos trabajos están muy influenciados por la juventud del propio Kubert. Había nacido en una familia judía en un pueblo en lo que ahora sería Ucrania, entonces Polonia, que emigró, siendo él un bebé, a Nueva York.



También fue requerido por la editorial italiana Bonelli para un especial de la longeva serie del Oeste Tex.


Recuperaría en varias ocasiones al Sgt. Rock. Con guiones de Brian Azzarello, guiones propios y, finalmente, de su hijo Adam. En los últimos años ha entintado a su hijo Andy en DC Universe: Legacies y en, la polémica por otras circunstancias, Before Watchmen: Nite Owl. Para octubre tiene prevista su salida una antología, en la que recuperaría personajes muy ligados a su carrera, con el título Joe Jubert presents. Un buen homenaje, ahora póstumo.


A continuación transcribo varios homenajes de profesionales del cómic.

"Si Joe Kubert hubiera alcanzado su cima con Hawkman en el 61, habría tenido una carrera memorable y plena. Si lo hubiera hecho con Enemy Ace, en el 65, también. Pero Kubert fue uno de esos artistas que simplemente se cada vez son mejores. Su TEX: Jinete solitario, de 2005, es una algo brillante,hermoso"
Kurt Busiek

"Joe Kubert era uno de los mejores hombres que he conocido. Descansa en paz, Joe."
Richard Bruning

"Recuerdo la primera vez que me encontré con él para la revisión de mi portafolio para la Joe Kubert School en 1976. Estaba aterrado, intimidado, aterrado de poder regresar a casa fracasando. Entré en la habitación y chocamos las manos, el poderoso apretón de tornillo de Kubert era famoso (¿o infame?) pero esta vez se separó y dijo "¿Que haces?". No es que yo agarrase con una fuerza poderosa pero mis manos se habían vuelto garras de cuero de trabajar en la fábrica de plásticos. Joe miró mi portafolio y dijo "Bien, Tom, pienso que eres la clase de estudiante que queremos en la escuela". Nunca olvidaré ese instante. ¡Estaba en la cima del mundo!
Tras eso, fue un torbellino de dos años, los compañeros de clase se convirtieron en amigos para toda vida, Jan (Duuserma, su esposa) nos conocimos en la JKS y nos casamos ahí. Mi hija Sian fue allí también. Joe me dio mi primer encargo profesional y siempre me empujó a convertirme en un mejor artista.
Joe
fue un gran hombre y un gran artista. Le debo mucho y le echaré de menos."
Tom Mandrake

Estamos con el corazón totalmente destrozado. Era mejor que todos nosotros. Gracias Joe Kubert.
Stuart Immonen

“Nadie en este negocio ha proyectado una sombra tan larga como Joe Kubert y nadie lo hará. #LongLiveJoe”
Ron Marz
“Admiro el hecho de que Joe Kubert nunca paró de mejorar. A la edad en la que la mayoría de los dibujantes se estancan, él me preguntaba sobre el arte digital.”
Kyle Baker

2 comentarios:

DOBLE F dijo...

¡Felicidades! Un post que resume, de manera amena, la trayectoria de este gran artista.

Julián Glez. Aréchaga dijo...

Gracias. Era ni intención como modesto homenaje.